Maldita máquina del tiempo

Luego de seis años sin material nuevo, la franquicia de Terminator volverá a los cines en 2015 con “Terminator: Génesis”, un reinicio de la historia que planteará cambios argumentales que erizan la piel de los fanáticos de la saga. Dos exterminadores serán enviados al pasado en vez de uno y Kyle Reese se encontrará con una Sarah Connor guerrera, ¡criada por un viejo T-800 desde los nueve años! Para la polémica…

Por Damián Herrera | dherrera@elsitiodelheroe.com

Emilia Clarke y Jay Courtney serán los protagonistas de este pretencioso reboot.

Emilia Clarke y Jay Courtney serán los protagonistas de este pretencioso reboot.

En la historia del cine, muy pocas han sido las películas que han tenido el potencial como para que la saga que las enmarcara pudiese ser continuada muchos años después. Star Wars y El Señor de los Anillos/El Hobbit (con una brecha temporal entre trilogía y trilogía mucho menor) son solo algunos ejemplos de estos sucesos cinematográficos que trascendieron décadas y también generaciones. Aun así, si hay una historia que se pueda titular como el arquetipo de estos éxitos eternizados de la aventura y la ciencia ficción es The Terminator.

La excelsa pieza dirigida por James Cameron, estrenada en 1984 y con una recaudación de más de 78.000.000 dólares que impulsó tres continuaciones en Terminator 2: el juicio final (Terminator 2: Judgment Day, 1991), Terminator 3: la rebelión de las máquinas (Terminator 3: Rise of the Machines, 2003) y Terminator: la salvación (Terminator Salvation, 2009) – además de una serie de televisión, que contó con dos temporadas (Terminator: The Sarah Connor Chronicles, 2008-2009) – fue la pieza fundamental de una de las franquicias más explotadas de todos los tiempos. Sin embargo, y respondiendo a una desafortunada tendencia hollywoodense que ya ha alcanzado a varios clásicos del género, la guerra entre humanos y máquinas tendrá su reboot, aunque, se advierte, será desvirtuando considerablemente la trama.

Una imagen del rodaje de Terminator: Génesis.

Una imagen del rodaje de Terminator: Génesis.

De entrada nomás, en Terminator: Génesis (Terminator: Genisys), Kyle Reese (Jay Courtney, “Spartacus: Sangre y Arena”) no llegaría desde el futuro a 1984, sino a un tiempo más actual. Situación que, desde luego, retrasaría el día del juicio final, en el que las máquinas reconocieron a la raza humana como una amenaza y tomaron el control del planeta esclavizando a sus habitantes (en la saga original, la fecha efectiva es en el año 2004). No obstante, ese es sólo el comienzo, dado que el más fiel teniente de John Connor (Jason Clarke, “El amanecer del Planeta de los Simios”) se encontrará con un panorama muy distinto al que estaba en los planes antes de su desplazamiento temporal.

Es que, lejos de ser una tímida camarera y típica muchacha ochentosa, Sarah Connor – encarnada por Emilia Clarke (Daenerys Targaryen en “Juego de Tronos”) – no será menos que una guerrera dispuesta a enfrentarse a cuanto metal se le cruce. Criada por un viejo modelo T-800 (y hay que recalcar “viejo” porque es el único papel que le queda al dedillo a Schwarzenegger en este argumento: ¿por qué a Skynet se le pasaría por el disco duro fabricar un Terminator anciano?), luego de que la madre del futuro quedara huérfana a los nueve años, tendrá un aceitado manejo de las armas, los vehículos y el combate cuerpo a cuerpo desde la infancia. Y sí… Una chica muy distinta a la que, en medio de una cacería en la que eran presas de un asesino a prueba de balas, le dejó al soldado del año 2029 decir “te amo, Sarah” sin darle un buen correctivo.

¿Hasta acá les pareció mucho? Que aguante el corazón porque todavía falta la frutilla del postre (o, más bien, el tomate de la ensalada). Porque, además de Kyle Reese, la máquina del tiempo también traerá a nuestros días a un renovadísimo modelo de robot asesino (Aaron Williamson), una versión coreana del T-1000 (Lee Byung-hun, Storm Shadow en las dos pelis de “G.I. Joe”) y un último viajero sorpresa (Matt Smith), que se sabe será parte de la resistencia. ¿Dónde quedó aquel célebre “sólo somos el exterminador y yo”, pronunciado por Michael Biehn?


Los viejos y románticos Kyle y Sarah (The Terminator/Terminator 2: Judgment Day).

En fin, los cambios no son pocos – Sarah nada va a tener de “Sarita”, ya no será hombre contra máquina sino dos hombres, una mujer maravilla y un viejo T-800 versus un T-1000 y un súper Terminator nuevo, y el desplazador temporal parece que se venderá al por mayor en el futuro – y el riesgo de fracaso es altísimo. No obstante, Skydance y Paramount no le tienen miedo a una posible caída de sus fondos, puesto que la inversión de 170 millones de dólares y la contratación de Alan Taylor (“Thor: un mundo oscuro”, 2013) como director de este (¿esperado?) reinicio de la historia dejan en claro las ambiciones de ambas compañías por seguir facturando en alto con la consagrada franquicia. Como dicen, “en la cancha se ven los pingos” y recién el 1 de julio de 2015 podremos saber qué sale de este potpourri de personajes subvertido.

Para cerrar, lo que nadie hubiese querido ver jamás…

"Soy el abuelo de los Terminators, más respeto".

“Soy el abuelo de los Terminators, más respeto”.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Cambia, todo cambia: el primer tráiler de Terminator Génesis | El sitio del héroe

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*