De otro planeta: la vida de Superman en el cine y la TV

El Superman de los años '50 (George Reeves) y el Hombre de Acero (Herny Cavill).

El Superman de los años ’50 (George Reeves) y el Hombre de Acero (Herny Cavill).

Un nuevo y profundo informe de El sitio del héroe que te invita a hacer un recorrido por las diferentes versiones audiovisuales basadas en las aventuras del Hombre de Acero. Desde los seriales en blanco y negro de 1948 hasta la superproducción de Zack Snyder, en 2013, con vistas al futuro próximo. Éxitos y fracasos del protagonista más aclamado de los cómics.

Por Damián Herrera | dherrera@elsitiodelheroe.com

Valiente, tenaz, solidario, omnipotente y justo. El campeón de la Tierra y, al mismo tiempo, un extraterrestre. Superman es el símbolo de DC Comics por excelencia, el gran salvador de América y, por lejos, el personaje de las tintas occidentales más legitimado de todos los tiempos. Todo el que se aprecie como conocedor de las historietas guarda su respeto por el kryptoniano, le agrade o no su inagotable fuente de poder y sus cuánticas habilidades que podrían invertir la rotación de la tierra, destruir un lejano planeta por completo o apagar un incendio propagado por una ciudad entera con el simple aventón de sus manos.

A pesar de ello, y aunque tales características sirvieron para posicionarlo como el número uno en merchandising del globo, dado que se puede conseguir desde figuras de colección hasta lencería erótica con el sello del Hombre de Acero, su éxito real en la pantalla ha quedado a años luz del que tuvo el otro hijo pródigo de la editorial. De todos modos, y con una mirada optimista de lo que ha dejado cada etapa de Kal-El en el cine y la TV, El sitio del héroe te propone un repaso por cada una de las diferentes series y películas del justiciero favorito de Norteamérica y el mundo.

Los seriales de 1948:

superman01

La primerísima aparición del Hombre de Acero en carne y hueso fue dirigida por Thomas Carr y constó de 15 capítulos, que sumaban 244 minutos de duración total. Filmada en Los Ángeles y con el sello de una veinteañera Columbia Pictures, ponía a Kirk Alyn en el rol del todopoderoso superhéroe (aunque, por cuestiones contractuales, su nombre no aparecía en los créditos ni en ningún anuncio). Todos los episodios acababan con el latiguillo de “esta historia continuará…” y los primeros fragmentos reflejaban el dilema que debió sostener Jor-El, enviando a su hijo a la Tierra y soportando las críticas del Consejo de Krypton por sus predicciones apocalípticas sobre el futuro inminente del planeta natal de Superman (Ah, ¿pensabas que esa trama era algo nuevo?).


Imágenes del primer serial de Superman (1948).

Las aventuras de Superman (1952-1958):

superman02

Fue primera serie formal basada en la historia del Hombre de Acero, que apenas acusaba 14 años de existencia en el mundo de los cómics por aquel entonces. Aunque los datos son sólo aproximados, se estima que fue puesta al aire el 19 de septiembre de 1952 (un año después de que se lanzara un piloto llamado Superman y los Hombres Topo) y cancelada el 28 de abril de 1958. Rodada completamente en las instalaciones de la RKO Pictures (California) y con los cereales Kellogg’s como lo que hoy llamaríamos main sponsor, tuvo dos temporadas en blanco y negro y, desde 1954 hasta que fue levantada del aire, se produjo en monocromático. Aun así, claro, sus fanáticos recién pudieron apreciar el azul y rojo de su traje en 1965, año en que tal tecnología fue sindicalizada en todas las estaciones de TV de los Estados Unidos.

Con George Reeves – nótese, nada que ver con Christopher – interpretando a Clark Kent y su álter ego, Phyllis Coates como Lois Lane (papel que pasaría a Noel Neill finalizada la primera temporada) y Jack Larson, en la piel de Jimmy Olsen, el programa buscaba retratar la doble vida del reportero del Daily Planet, que se cambiaba en cabinas telefónicas y acudía ante amenazas de gánsteres, pandilleros y villanos de Metropolis que, de alguna u otra manera, siempre lograban poner en aprietos a su amada o a su mejor amigo.


“Más rápido que una bala y más fuerte que una locomotora”, así se presentaba al héroe que luchaba por “la verdad, la justicia y el modo americano”.

La saga de Cristopher Reeve (1978-1987):

superman03

Es la colección de películas más emblemática y recordada del personaje. Comenzó en 1978 con Superman: la película, con un éxito de taquilla que perduró hasta 1979 y celebró el 40° aniversario de la publicación de Action Comics #1 (primera tirada en narrar sus aventuras) con la tecnología audiovisual más sofisticada de la época. La misma nos presentaba la llegada de Kal-El a nuestro planeta luego de que su mundo de origen fuese destruido, así como también su adolescencia con los Kent y un primer enfrentamiento con su némesis absoluto, Lex Luthor.


El tráiler original de “Superman: la película” (1978).

Tal fue el éxito (más de 300 millones de dólares de recaudación) y la repercusión de aquel film dirigido por Richard Donner que, en 1981, Superman II fue estrenada en los Estados Unidos. Ya sin Donner, quien fue despedido de su cargo después de muchas tensiones con International Film Productions, y con Richard Lester al mando, esta secuela planteó la aparición del General Zod y otros villanos originarios de Krypton, a los que el Hombre de Acero había liberado involuntariamente al lanzar un explosivo al espacio, y su temible alianza con Lex Luthor (el cual había logrado escapar de prisión). Así mismo, se inició el romance de Clark con Lois (Margot Kidder) y el secreto de su identidad quedó develado para su amada. Como dato saliente, fue la primera cinta que puso en escena dubitaciones de Kal-El acerca de su deber moral de ser el héroe de la Tierra y expuso sus incipientes deseos de ser simplemente Clark Kent.

superman04

En 2006, fue lanzada una edición para DVD llamada Superman II: versión de Richard Donner. Esto, dado que, antes de que lo despidieran, ya había guionado y rodado tres cuartas partes de la secuela de Superman. Es decir, fue una manera de hacer justicia a su nombre y a sus aportes a la vida cinematográfica del personaje.

A Superman II le siguieron Superman III (1983) y Superman IV: la búsqueda de la Paz (1987), aunque ninguna de ellas tuvo el impacto de las dos primeras. La primera contó una vez más con la dirección de Richard Lester, pero con un rendimiento que llevó a los productores a no volver a confiar en su talento; la segunda, por su parte, fue una movida del propio Christopher Reeve con el apoyo de Cannon Films. No obstante, sus temáticas referidas a problemáticas más propias de la realidad que de la fantasía, como el incontrolable avance de la computación y la tecnología moderna y el desarme nuclear, producto del miedo propagado en la Guerra Fría, firmaron la sentencia final de una saga que se fue desinflando con cada secuela.

Smallville (2001-2011):

smalville1

Con el sello original de WB Television Network y, desde 2006, en manos de The CW Network, la primera serie del nuevo milenio del Hombre de Acero buscó darle un giro argumental a la historia y exponer las vivencias de un Clark Kent adolescente, antes de que tuviese una noción acabada de sus poderes, y las relaciones que el joven con futuro heroico iba tejiendo en su pequeño pueblo de Kansas. Interpretado por Tom Welling y con las actuaciones de Kristin Kreuk (Lana Lang), Michael Rosenbaum (Lex Luthor) y Allison Mack (Chloe Sullivan), entre otras, al superhombre le llevó varias temporadas encontrarse con su vida en Metropolis y hallar sentimientos por Lois Lane (Erica Durance) y su fiel amigo, Jimmy Olsen (Aaron Ashmore).

Quizás fue ese estiramiento el motivo por el cual un programa que se apreciaba redituable en sus orígenes culminó con un cierre estrepitoso. Dado que en el afán de mantener con vida el formato, productores y guionistas decidieron incluir villanos regulares del Universo DC, frente a los cuales no había manera lógica de pensar que un inexperto Clark Kent pudiese vencer, como lo hizo con Doomsday (Samuel Witwer), terminó siendo inverosímil e incluso irrisoria para más de un fanático.


Smallville cubría los hechos que llevaron a Clark Kent a convertirse en Superman.

Superman Regresa (2006):

superman05

En 2006, el director Bryan Singer y los guionistas Dan Harris y Michael Dougherty se preguntaron qué pasaría si Superman saliese a dar una vuelta por el universo en busca de supervivientes de su planeta natal y dejase a la Tierra por las suyas durante cinco años. El resultado de tal acción fue catastrófico: no sólo porque se buscó darle una continuación al arco argumental abandonado luego de Superman II, sino también porque presentó serias incongruencias estéticas y creativas.

En primer lugar, porque nadie notó jamás que Clark Kent (Brandon Routh) y el Hombre de Acero estuvieron fuera de escena por el mismo lapso de tiempo y, el preciso día en el que el reportero volvió a la redacción del Daily Planet (¡más joven que nunca!), Superman reapareció para rescatar un avión que transportaba a Lois Lane (Kate Bosworth) y terminó en caída libre luego de que el temible Lex Luthor (Kevin Spacey) – que, curiosamente, también se había tomado varias temporadas lejos del mundo del crimen – realizara experimentos con cristales sacados de la Fortaleza de Jor-El.

El film demandó 270 millones de dólares y apostó casi toda su inversión a efectos especiales (se llevaron el Oscar en este rubro), pero apenas contabilizó 391 millones de recaudación. Es decir, sólo 120 millones de ganancia. Nada, si se lo compara con otras superproducciones hollywoodenses y, por encima de ello, con el prestigioso historial de la Warner Bros.


Aunque tenía altas pretensiones de rescatar la vieja saga, Superman Regresa fue un completo fracaso.

El Hombre de Acero (2013):

man-of-steel-1

Tras el épico desenlace la hiperaclamada trilogía del Caballero de la Noche, DC Entertainment y Legendary Pictures quisieron dar continuidad a la nueva estética de los héroes en tiempos de mayor oscuridad y con conflictos inexplorados. Por ello, dejaron el trabajo en manos de Christopher Nolan (producción) y Zack Snyder (dirección) para reiniciar la historia de Superman, desde una óptima completamente distinta a la que se había visto en los filmes anteriores, y así atraer a más espectadores que su antecesora. Y vaya que lo lograron, ya que los 225 millones de dólares de inversión quedaron cortos en comparación con los 668 millones que recaudó la cinta, sólo en cines.

Al igual que en Superman II, el principal villano de la trama es el General Zod (Michael Shannon). No obstante, su inclusión sirve para enmascarar los continuos flashblacks hacia la niñez y adolescencia de Clark (Henry Cavill), marcadas por la burla de sus compañeros de escuela, el miedo por lo desconocido de otros niños que iban descubriendo sus enormes talentos y la tensa relación con su padre adoptivo, Jonathan Kent (Kevin Costner), a causa de su necesidad de conocer su verdadera identidad.

Por último, además de sentar las bases de su relación con Lois Lane (Amy Adams) y de su vida como periodista en la gran Metropolis, también es el enlace perfecto hacia lo que se vendrá en los próximos años de la mano de DC y Warner Bros.: Man of Steel es la presentación formal del Kal-El que nos encontraremos en Batman vs Superman: el amanecer de la Justicia (2016) y en las dos partes de Liga de la Justicia (2017 y 2019). Sin lugar a dudas, el último y mejor eslabón – de momento – del universo fílmico del kryptoniano, que apuesta a llegar cada vez más alto.


“El Hombre de Acero” (2013) superó todas las previsiones y le dio a Superman una gloria cinematográfica que no tenía desde 1978.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Superman vs. Batman: ¿quién es el héroe más grande de los cómics? | El sitio del héroe

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*