Una muerte en la familia: el final que nadie esperaba

Beth yace en los brazos de Daryl. Dolor absoluto.

Beth yace en los brazos de Daryl. Dolor absoluto.

The Walking Dead cerró la primera mitad de su quinta temporada con un fotograma para el llanto. Con la presión de devolverle la intensidad a una tira que se fue apagando en los últimos años, los guionistas de la serie de zombies más famosa de la historia optaron por el giro más cruel: nuestra adorable Beth está muerta y nunca volverá. Tienen permiso para llorar…

Por Damián Herrera | dherrera@elsitiodelheroe.com

La imagen nos parte el alma, nos cuesta recobrar el aliento después de ver lo que acaba de pasar. Nos miramos entre nosotros, no estamos seguros si eso de lo que fuimos testigos hace apenas instantes fue real, si a alguien se le pudo ocurrir un final así para la media temporada de The Walking Dead. No caemos. No podemos aceptarlo. Al igual que aquel tristísimo retrato que salió del lápiz de Jim Aparo en el número 427 de Batman en diciembre de1988, nuestra vista nos entrega algo sumamente desgarrador, inaudito y desmoralizante. Como el Caballero de la Noche a Robin en “Una muerte en la familia”, Daryl sostiene a Beth en sus brazos, cubierta de sangre y sin vida. Algo que, ni en nuestro costado bizarro más profundo, hubiésemos podido presagiar cuando Rick y gran parte de su grupo se dispusieron a llegar a Atlanta y rescatar a la joven rubia y a Carol, cuyo destino también había quedado contra las cuerdas en los dominios de Dawn.

No es que no esperemos bajas en una serie que las ha tenido por montones. Estamos inmersos en un mundo post-apocalíptico y esas son las reglas del juego, las aceptamos. Pero Beth, ¿enserio Beth?, ¿era necesario tan cruento desenlace?, ¿tan súbito, aberrante y doloroso evento para nosotros, los incondicionales seguidores de la tira? Probablemente, en algunos días y con la mente más en frío, pondremos los hechos en la balanza y lleguemos a la conclusión de que fue el manotazo de ahogado de los guionistas y productores de una serie que nunca pudo recobrar ni la mecánica ni la dinámica de la segunda temporada y que ahora, con superpoblación de mega-producciones comiqueras y de suspenso, se la están comiendo los de afuera.

Con la inesperada y desgarradora muerte de Beth, The Walking Dead tuvo su mid-season finale.

Con la inesperada y desgarradora muerte de Beth, The Walking Dead tuvo su mid-season finale.

Cuando los personajes y locaciones se estancan en un programa, siempre hay que romper con algo. Pero, ni la demencia de Rick arrollando y disparándole a sangre fría a quien alguna vez pudo ser su colega o la necesidad del Padre Gabriel de ver la putrefacción del mundo con sus propios ojos, al punto de que el horror le hiele la sangre, son circunstancias tan recalcitrantes como para traer de vuelta a casa a televidentes que ya se han curado de espanto con los horrores salidos del genio zombie de Robert Kirkman, autor del cómic original. Hacía falta algo punzante, algo que hiera, algo que nos hiciera desear ver el inicio de la segunda mitad de temporada con más ansiedad que nunca.

Y allí fue Beth, con las tijeras que había escondido sin que nadie se diera cuenta entre sus ropas. Con una frase que no nos vamos a olvidar jamás, “I get it now” – “ahora me queda claro” – para expresarle cara a cara a Dawn que había entendido que su poder pasaba por la inferioridad de los demás, mientras la veía desangrarse por su puñalada. Sin tener la menor sensación de peligro. Terminando con un balazo que le voló los sesos, literalmente.  No habrá justicia para ella y el disparo a la frente de su asesina por parte de Daryl no nos alcanza como venganza. Se fue Beth, se fue una pieza importante para todo The Walking Dead, se fue un personaje que queríamos y que – como su padre – tuvo un desenlace que lejos estuvo del que se merecía. Un final que nos duele. Una muerte en la familia.

Aunque no lo quieras volver a ver, así mataron a Beth:

4 Trackbacks & Pingbacks

  1. ¿Hacia dónde seguir?: la clave de The Walking Dead | El sitio del héroe
  2. Escapando a la muerte: ¿qué nos dejó el final de temporada de The Walking Dead? | El sitio del héroe
  3. Somos caminantes: 12 diferencias entre el cómic y la serie de The Walking Dead | El sitio del héroe
  4. Diferencias zombies: 12 cosas que la TV le cambió a The Walking Dead | El sitio del héroe

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*