Señores Oscuros: ¿quiénes son realmente los Sith?

STAR WARS / LOS SITH

Los Sith tienen una amplia historia que va más allá de las películas.

Los Sith tienen una amplia historia que va más allá de lo que cuentan las películas.

Los Sith son los enemigos de la vida de los Jedi y los villanos centrales del universo fantástico de Star Wars. Sin embargo, la rica historia de sus orígenes es desconocida para aquellos que sólo se han quedado con lo que se narra en las películas. ¿De dónde proviene su denominación?, ¿cuándo se manifestaron en contra de la Orden?, ¿cómo sobrevivieron a mil años de olvido? Todo lo que hay que saber de los amos del Lado Oscuro…

Por Damián Herrera | dherrera@elsitiodelheroe.com

Poderosos Jedi caídos. Corrompidos por el Lado Oscuro de la Fuerza. Presas de sus emociones y esclavos de sus pasiones, las cuales, tarde o temprano, los llevan al final de su vida bajo el sable de luz de un guardián luminoso o a la arrebatada autodestrucción. Los Sith son los enemigos de la vida de la Orden Jedi, los villanos centrales de Star Wars y la representación de todo aquello que puede significar entregarse a un camino de vicios, excesos y maldad. Aun así, la denominación de “Sith” no es estrictamente propia de estos maestros de las artes tenebrosas, cubiertos con túnicas negras y armados con espadas láser de hoja carmesí. Tras su nombre, se esconde una profunda historia, propia del Universo Expandido, esa vasta biblioteca informativa a la que no podemos acceder sólo con mirar las películas. Una historia de crisis y levantamientos, que se han producido cíclicamente a través de los eones de la Galaxia.

Los Sith y los Jedi se han enfrentado en infinitas batallas a lo largo de la historia galáctica.

Los Sith y los Jedi se han enfrentado en infinitas batallas a lo largo de la historia galáctica.

Para empezar, vale la aclaración de que, a diferencia de lo que comúnmente consideran aquellas personas que únicamente han visto las dos trilogías fílmicas, no todos los seres que son adeptos del Lado Oscuro son Sith, sino que esta nomenclatura pertenece a un grupo que comparte una filosofía específica conocida como el Código Sith. Éste polemiza a los ideales de la Orden Jedi y señala, básicamente, que la paz es una mentira y que sólo existe la pasión como herramienta para alcanzar el poder y la libertad.

Pero, de todas maneras, lo que los habitantes de la Galaxia entienden como Sith no siempre ha sido lo mismo. Los Sith originales eran una especie de humanoides de piel roja y extremadamente sensibles a la Fuerza, nativos de Korriban (se pronuncia “Kúraban”), uno de los planetas del sistema Horuset, en las profundidades del Borde Exterior. Esta raza, tan orgullosa como violenta, tenía una rica tradición en sacrificios y otros rituales tenebrosos que mantenían su fuerte nexo con el Lado Oscuro y obtenían el sustento de su existencia directamente de éste, al mismo tiempo que les permitían obras temibles a través de la magia negra.

Los Sith eran la especie nativa del planeta Korriban.

Los Sith eran la violenta especie nativa del planeta Korriban.

El Primer Gran Cisma, evento que dividió las facciones de Jedi y Jedi Oscuros, en el año 24.500 BBY – para los neófitos, esta sigla significa Before Battle of Yavin (en español, “antes de la Batalla de Yavin”). O sea, 24.500 años antes del conflicto que vemos en Episodio IV y que finaliza con la destrucción de la primera Estrella de la Muerte – fue la primera estación en la creación de la Orden Sith que todos conocemos. Las legiones de Jedi disidentes a los ideales pacíficos de la Orden Jedi que se habían levantado contra sus propios maestros cayeron en una serie de batallas que culminó en Lettow, pero su separación de la Orden Jedi perduró y tuvo un nuevo episodio cumbre en el 7.003 BBY. Ese año se reconocieron al resto de la Galaxia como señores del Lado Oscuro y maestros de la alquimia, que les permitía crear criaturas monstruosas para ampliar sus fuerzas en combate, declarando la guerra contra la República Galáctica y dando inicio al Segundo Gran Cisma. Los Jedi respondieron a la amenaza y, entonces, tuvo lugar uno de los conflictos más referenciados en el universo fantástico de Star Wars, los Cien Años de Oscuridad (7.000 BBY a 6.900 BBY).

La Batalla de Corbos envió a los Jedi Oscuros al exilio.

Los Jedi y los Jedi Oscuros se enfrentaron por décadas en los Cien Años de Oscuridad.

Décadas de lucha entre Jedi y Jedi Oscuros culminaron en Corbos, donde los vencedores forzaron a los disidentes a exiliarse de los sistemas regidos por la República. Ante esto, los Jedi caídos hallaron refugio en Korriban, obnubilados por tratarse de un planeta dominado por la energía oscura. Tras adoptar el culto por el poder, la devoción por las pasiones y la tradición violenta de la especie nativa, prontamente a estos Jedi caídos empezaron a llamarse a sí mismos Sith de igual modo y este rótulo dejó de discriminar la raza de su portador. Finalmente, los poderosos Sith oriundos de Korriban acabaron siendo conquistados por los ex guardianes de la paz devenidos en adoradores de la oscuridad, quienes hicieron de este planeta su lugar en el universo.

Korriban es el planeta natal de la especie Sith.

Los Jedi caídos se apropiaron de Korriban y de la denominación de Sith.

2.000 años más tarde y con su Orden plenamente establecida, los Sith invadieron la República y causaron enormes catástrofes en la jurisdicción de los Jedi durante las etapas conocidas como el Tercer Gran Cisma (4.250 BBY) y el Cuarto Gran Cisma (2.000 BBY). Esta última, mucho más conocida por tratarse de una era dominada por la división interna en las filas Sith entre aquellos que consideraban que Darth Bane era su Sith’ari (algo así como el profetizado Elegido en la contrapartida Jedi) y los que respondían al Lord Sith Kaan, quien, finalmente, al verse superado por sus oponentes, hizo estallar una bomba de pensamiento durante la Séptima Batalla de Ruusan (1.000 BBY), destruyendo a todos los Jedi y Sith que se encontraban en aquel planeta.

Tras la última Batalla de Ruusan, los Jedi dieron por extintos a los Sith.

Tras la última Batalla de Ruusan, los Jedi dieron por extintos a los Sith.

Por este hecho, hasta los sucesos que tienen lugar en Naboo en Episodio I, todos pensaban que los Sith habían dejado de existir. No obstante, Darth Bane, único sobreviviente de Ruusan, continuó la dinastía fundando la nueva Orden de los Lores Sith. A ésta, le dio la más importante de todas las directivas, la Regla de Dos, que señalaba que sólo podía existir un maestro y un aprendiz, ni más ni menos, para que su identidad permaneciera oculta a los ojos de los Jedi. Pero esa ya es historia conocida…

Darth Bane y su aprendiz Darth Zannah, los primeros en honrar la Regla de Dos.

Darth Bane y su aprendiz Darth Zannah, los primeros en honrar la Regla de Dos.

DATO GAMER: Los hechos del videojuego The Old Republic, que tiene a los Sith como protagonistas, están ambientados tras el Tercer Gran Cisma.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*