Estalla la revolución: Civil War, del épico cómic al Universo Cinematográfico de Marvel

CINE / CAPTAIN AMERICA: CIVIL WAR

Captain America: Civil War será la adaptación cinematográfica del evento más aclamado de Marvel.

Captain America: Civil War será la adaptación cinematográfica del evento más aclamado de Marvel.

Captain America: Civil War llegará a los cines el 28 de abril de 2016 y, con ella, se desencadenará un auténtico cambio en el Universo Cinematográfico de Marvel, como sucedió con la serie homónima en el mundo de las historietas. Sin embargo, el primer tráiler del metraje despejó dudas y ahora sabemos que compartirá pocas cosas con la brillante obra de Mark Millar. En este post, vas a conocer todo eso que la tercera cinta del Cap no te va a mostrar de la Guerra Civil Superhumana. Vos, ¿de qué lado estás?…

Por Damián Herrera | dherrera@elsitiodelheroe.com

Civil War o Guerra Civil (2006-2007) es una de las historias más apasionantes que Marvel Comics ha sacado a lo largo de su historia y, muy posiblemente, el mejor evento de todos los tiempos para la Casa de las Ideas. La lucha entre las dos facciones de superhumanos por el nuevo orden de la gente con poderes en relación a las pretensiones gubernamentales fue el punto de mayor algidez en la era más aclamada de la editorial neoyorquina, siendo la pieza central del cuadrante que conformó con otros tres títulos épicos: Avengers Desunidos (Avengers Disassembled, 2004), Dinastía de M (House of M, 2005) y Avengers vs. X-Men (AvX, 2012). Conformada por siete números principales y casi 100 tie-ins – o publicaciones alternativas – Civil War es el evento con mayores aristas argumentales y con la más variada cantidad de puntos de vista de héroes, villanos y neutrales. Por tal motivo, mirar por la ventana al 2016 que se aproxima y esperar encontrarnos con una cinta que plasme en la pantalla grande la totalidad y la gran complejidad de la Guerra Civil no es, para nada, aconsejable.


Sin adelantar demasiado, el primer tráiler de Captain America: Civil War (2016) fue realmente impactante.

Capitán América: Guerra Civil (Captain América: Civil War, 2016) será la primera función de la tercera fase del Universo Cinematográfico de Marvel, pero también será la primera película de la franquicia en llevar un título y una base argumental directamente relacionada con un material original del plano gráficoAvengers: Era de Ultrón (Avengers: Age of Ultron, 2015) no cuenta, ya que su argumento nada tuvo que ver con el cómic que lleva ese rótulo – y, por ello, la expectativa de los fanáticos y, más que nada, la de aquellos que conocíamos las tramas impresas de antemano, fue enorme al saber que ésta sería llevada al cine. No obstante, con el correr de la producción y, principalmente, con la salida del primer avance, el éxtasis de ver la opera máxima del guionista Mark Millar y el artista Steve McNiven fue decayendo hasta el punto de abrazar la realidad: la Guerra Civil del cine poco tendrá que ver con la historieta que sostuvimos en las manos en la década pasada. Pero, por ello, no dejará de ser un sensacional largometraje, cargado de acción y grandes emociones desde el primero hasta el último cuadro.

Los sucesos centrales de Civil War tienen lugar en la serie publicada entre julio de 2006 y enero de 2007.

Los sucesos centrales de Civil War tienen lugar en la serie publicada entre julio de 2006 y enero de 2007.

Como a El sitio del héroe le fascina que sus lectores conozcan todos aquellos detalles que quedan afuera de su alcance si eligen sólo ver las películas, en esta nota te vas a enterar de las principales modificaciones (que podemos conocer hasta el momento) entre el tentativo argumento de Capitán América: Guerra Civil y el cómic original de Civil War. Un viaje práctico, que repasará brevemente los puntos más salientes del caso (porque, en serio, SON MUCHOS). Así que, preparate, elegí un bando en la batalla y conocé todo lo que, seguramente, no vas a ver de la Guerra Civil en la pantalla grande…

EL MOTIVO DEL CONFLICTO

La Guerra Civil Superhumana se desata tras una gran tragedia.

La Guerra Civil Superhumana se desata tras una gran tragedia.

El primer escalón para entender la diversidad entre la versión gráfica y lo que tendrá lugar en las salas en abril del próximo año es, sin dudas, la razón por la que estalla el enfrentamiento entre los justicieros del Universo Marvel. Aquello que lleva al Gobierno a dar un golpe en la mesa y voltear por completo el rol que tienen los enmascarados defendiendo a su país y al mundo. Causas que, por razones de bagaje argumental previo, se verán muy comprometidas de cara a una adaptación fiel o no.

Para 2006, el universo principal de Marvel (la Tierra-616) se había vuelto casi ilimitado. Había un número exorbitante de publicaciones saliendo todos los meses, con infinidades de héroes defendiendo las calles de Nueva York y al resto del planeta. Dentro de este mundo fantástico, el fenómeno de los superhéroes había alcanzado estratos siderales y cada día aparecían nuevos y nuevos justicieros de identidad secreta – hecho exponencialmente opuesto a la desaparición de los mutantes tras Dinastía de M, pero eso ya es otra historia – y eso hacía que nadie quisiera perderse su pedazo de pastel. En medio de ese furor de superhumanos, un grupo de jóvenes justicieros amateur, sin ningún tipo de experiencia en combate y con mayores deseos de filmar sus aventuras para ser famosos que por la vocación de defender a otros, comete un error fatal al enfrentar al supervillano Nitro, quien detona su propio cuerpo y se lleva con él la vida de cientos de niños inocentes.

El supervillano Nitro estalla, causando la muerte de cientos de niños.

El supervillano Nitro estalla, causando la muerte de cientos de niños.

Ésta es la gota que rebalsa el vaso del Gobierno de los Estados Unidos, de S.H.I.E.L.D. y de Iron Man, quien, golpeado por la culpa de los sucesos mientras se encontraba ayudando a recoger los escombros de la tragedia, decide unirse a las entidades federales para establecer el Acta de Registro de Superhumanos (SRA, por Superhuman Registration Act en inglés). Con esta medida, en concreto, se establecía que todos los superhéroes del Universo Marvel debían presentarse y declarar públicamente sus identidades para ser considerados como empleados de su país o, de lo contrario, aquellos que se resistan serían tratados como criminales, prófugos de la justicia, a los cuales se debería perseguir, capturar y encerrar en una prisión Anti-Registro, construida por Reed Richards en una dimensión paralela, la Zona Negativa.

Frente a este panorama, se establecen dos bandos marcados. Los que están a favor del registro, liderados por Tony Stark y en cuya cúpula se encuentran el ya mencionado Míster Fantástico y Henry “Hank” Pym, en su identidad de Yellowjacket; y los que se resisten a declarar su verdadero yo y no tienen la menor intención de trabajar para el estado, comandados por el carismático Capitán América, a quien le siguen primariamente su amigo Sam “Falcon” Wilson y Luke Cage.

La cúpula de los héroes a favor del Registro la componen Iron Man, Mr. Fantástico y Yellowjacket.

La cúpula de los héroes a favor del Registro la componen Iron Man, Mr. Fantástico y Yellowjacket.

Por el lado de la película, tendremos un desprendimiento de lo último que vimos en Avengers: Age of Ultron, dado que, a diferencia del Acta de Registro de Superhumanos, lo que se establecerá será el Acuerdo de Sokovia, nación en la que los Vengadores lucharon contra Ultrón. Seguramente, la misma rezará sobre los héroes como una amenaza para la seguridad mundial, dado que, de un modo u otro, éstos actúan confiados en sus propios poderes y sin el aval de los acuerdos internacionales.

Los "actos heroicos" del Capitán América ya no serán tolerados por el Gobierno.

Los “actos heroicos” del Capitán América ya no serán tolerados a modo internacional.

Por otra parte, el Capitán América estará envuelto en sus deseos de reunirse y proteger a su amigo de toda la vida, Bucky Barnes, mejor conocido como el Soldado del Invierno y por ser un criminal prófugo que actuó ilegítimamente luego de la Segunda Guerra Mundial. De este modo, nacerá su cruzada contra las autoridades y, específicamente, contra S.H.I.E.L.D., que tendrá como principal arma de ataque a Iron Man, sin olvidar que se ha dejado entrever que el Soldado del Invierno ha tenido cierta relación con la muerte de Howard Stark, por lo que Tony también podría estar fuertemente comprometido con la causa en cuanto a lo emocional.

LOS BANDOS EN LA LUCHA

Los héroes del Universo Marvel se dividen entre los que apoyan el Registro y aquellos que se oponen.

Los héroes del Universo Marvel se dividen entre los que apoyan el Registro y aquellos que se oponen.

Dado que el evento en el mundo de los cómics tomaba personajes de todas las líneas del universo clásico para ser dispuestos de uno u otro lado en el conflicto y la tercera entrega de Capitán América estará nutrida solamente de unos cuantos personajes (la mayoría de todos los que hemos visto en las películas de Marvel hasta el momento), las diferencias en cuanto a número de soldados en el campo de batalla será considerablemente.

La historieta nos presentaba dos facciones muy amplias y con nombres sumamente equitativos de ambos lados. Un contrarresto perfecto entre unos y otros: además de Hank Pym y Reed Richards, Iron Man contaba centralmente con el apoyo de varios miembros de los Vengadores como Carol Danvers (por entonces, Ms. Marvel), la Viuda Negra, la Avispa, She-Hulk, Sentry, Stature, y otros aliados puntuales como Deadpool y los Thunderbolts. Mientras tanto, el listado del Capitán América, quien había instaurado a los Avengers Secretos como un grupo paralelo e incógnito, se engrosaba con importantes personalidades del Universo Marvel como la Mujer Invisible y la Antorcha Humana de los Cuatro Fantásticos, Daredevil, Luke Cage, Falcon, Nick Fury y Punisher, entre otros.

Los bandos de la Guerra Civil son muy parejos y los superhumanos se contrarrestan unos a otros.

Los bandos de la Guerra Civil son muy parejos y los superhumanos se contrarrestan unos a otros.

Cabe destacar que la primera gran puja entre ambos bandos se dio por convencer a Spider-Man, el personaje más icónico de la editorial y un eje principal en esta historia, para que tomara partida por uno u otro bando. En un primer momento, el Hombre Araña se suma a Iron Man y Míster Fantástico y, en un gran acto público, revela al mundo que es nada menos que Peter Parker y que ha sido un superhéroe desde los 15 años (con el enorme revuelo que su desenmascaramiento genera para todos). Sin embargo, cuando, más adentrada la historia, el arácnido descubre que Tony Stark ha contratado a supervillanos para las misiones de su equipo e intenta luchar contra éstos sin resultados satisfactorios, se marcha al bando de Capitán América y allí permanece hasta el final del conflicto.

En un primer momento, Spider-Man apoya el Registro y revela su identidad al mundo.

En un primer momento, Spider-Man apoya el Registro y revela su identidad al mundo.

Ya que el Universo Cinematográfico es infinitamente más pequeño que el de los cómics, todo este grueso se perderá. Pero esa no será única desventaja que tendrá la cinta. A causa de que Marvel Studios no cuenta con las licencias de los X-Men y los Cuatro Fantásticos, se perderán importantes subtramas del gran arco, como ser el inmenso dolor y ambigüedad que siente Sue Storm al abandonar a sus hijos para escapar al bando del Capitán América y tener que enfrentarse a su marido en combate; o el remordimiento entre diferentes miembros de los X-Men al saber que, mientras que la mayoría de los mutantes decide permanecer neutral, algunos nombres fuertes sobresalen repartidos en ambos bandos (Bishop, apoyando el registro, y Wolverine y Cíclope del lado de la revolución, por nombrar algunos).

Los hermanos Russo tendrán la tarea de representar un evento colosal con apenas un puñado de personajes.

Los hermanos Russo tendrán la tarea de representar un evento colosal con apenas un puñado de personajes.

Desde luego, también debemos mencionar que muchos de los personajes que podrían encontrarse en el Universo Cinematográfico de Marvel actualmente no han logrado un nivel de desarrollo que equipare al que tenían en las historietas para el año 2006 y, por tanto, no tendrán el mismo peso o directamente no serán tenidos en cuenta. El caso más reconocible es el de Spider-Man, quien ni siquiera ha debutado en la pantalla grande (no dentro del UCM) y no aportaría demasiado revelando su identidad al mundo y mucho menos a la hora de que los bandos se peleen por contar con él. Sin embargo, existen otros caracteres como Daredevil, que en el cómic tiene una de las sentencias más recordadas del evento al tratar de Judas a Tony Stark, pero no llegará a tener posición en la cinta de 2016 (bah, quizás haga un cameo de segundos. Todo es posible).

A punto de ser encarcela en la Zona Negativa, Daredevil deja una de las mejores frases de los cómics.

A punto de ser encarcelado en la Zona Negativa, Daredevil deja una de las mejores frases de los cómics.

Claramente, será en este apartado en el que deberá verse el talento de los directores, Anthony y Joe Russo, para llenar esos espacios vacíos con figuras con las que sí podrá contar, como Ant-Man, de quien nos confirmaron presencia en la escena post-créditos de su propio film, y Pantera Negra – que, en el cómic, se mantiene neutral hasta la batalla final; pero tendrá una performance activa en el metraje.

¿BUENOS Y MALOS?

La óptica de cada bando puede engañar fácilmente al lector de Civil War.

La óptica de cada bando puede engañar fácilmente al lector de Civil War.

Decir que Mark Millar es uno de los guionistas más notables del mundo de los cómics y uno de los más profundos en el campo al momento de nutrir a sus personajes de complejidad es ser completamente realista. Previo a su labor en Civil War, el autor británico ya era reconocido en la industria por su enorme trabajo en La Autoridad (The Authority, 1999), del sello Wildstorm de DC Comics, Superman: Hijo Rojo (Superman: Red Son, 2003) y por haber dado vida, junto con el artista Bryan Hitch, a los dos primeros volúmenes de Los Ultimates (The Ultimates, 2002-2004, y The Ultimates 2, 2004-2007), que posiblemente sean las dos series regulares más impactantes que Marvel haya publicado alguna vez y que elevaron al Universo Ultimate a la estratósfera. Por esa razón, quien mejor que él para orquestar una historia en la que los sentimientos de los personajes, sus motivos para actuar de uno u otro modo y sus fines más íntimos coquetearan con el lector en todo momento, pero sin ser revelados en concreto hasta el final.

Mark Millar es el padre de un evento sin igual en el Universo Marvel.

Mark Millar es el padre de un evento sin igual en el Universo Marvel.

En Civil War, Millar jugó con la ilusión del bien y del mal con una grandeza descomunal. Disfrazó, simultáneamente en las dos facciones en conflicto, las miserias en virtudes y las virtudes en miserias. Así, instauró más de una interpretación en los lectores y a partir al medio no sólo al compendio de héroes del Universo Marvel, sino a todos los fans de sus cómics: los más fanboys de Iron Man veían en el Capitán América a un rebelde sin causa que, tras años de “luchar por su país”, se pasaba por el #$%& las normativas del gobierno e incitaba a otros superhumanos al vandalismo y al terrorismo. Para los que amaban al Cap, por su parte, Tony Stark no era más que un tirano con aliados poderosos, un despiadado estratega que se había cansado de ser un borracho toda su vida y ahora se ponía en contra de todos los que alguna vez lo habían llamado “amigo”. Claramente, el mismísimo demonio. Y no “en la botella”, sino de carne y hueso. Sin embargo, a la hora de quitarse las ropas de fanático de uno y otro y ser completamente objetivos, Civil War es un evento tan, pero tan impecable que no tuvo ni un solo villano. No, NO HAY BUENOS NI MALOS en la Guerra Civil.

El Capitán América actuó oponiéndose al Registro de Superhumanos porque era la única manera en la que el Supersoldado veía las cosas. Cualquiera sabe que, además de ser el primer héroe, el más tenaz y decidido, el que nunca se rinde, el que va hasta el final en toda lucha y, por tanto, ha inspirado a casi todos los demás personajes de Marvel a volcarse al camino de la justicia, Steve Rogers no es más que un tipo inocente. Nada le quita mérito, pero su visión de la libertad y su repulsión toda forma de tiranía es algo que no se puede cambiar y, si ser uno mismo y luchar por una causa noble es ser un villano, que se vayan todos a &%$#.

Capitán América luchó por la libertad de los superhumanos.

Capitán América luchó por la libertad de los superhumanos.

Por su lado, aunque parezca que Iron Man saca una mínima ventaja para ser considerado como el antagonista de la narración, esto tampoco es cierto. Tras el fin de la Guerra Civil, se revela que los planes gubernamentales para registrar a todos los superhéroes eran inevitables. Si no era una tragedia con cientos de niños, cualquier otro acontecimiento hubiese sido el disparador para que se tomara esta decisión. Y, además, al haber aceptado ser el líder de la movilización de héroes en favor del Registro, él sería el único en resguardar los datos personales de todos los superhumanos que acataran la orden. En pocas palabras, Tony le dio al Gobierno lo que quería y permitió que los héroes pudiesen seguir operando sin ser perseguidos, pero nunca se cruzó por su mente traicionar a sus compañeros. Nuevamente, un noble objetivo.

Iron Man buscó darle al Gobierno lo que quería y proteger a sus compañeros.

Iron Man buscó darle al Gobierno lo que quería y proteger a sus compañeros.

Ahora bien, si alzamos este material y lo ponemos en contraste con lo que ya hemos podido ver de lo que será su adaptación en el cine, nos encontramos – desde el vamos – con algo que puede ser considerado completamente aberrante: EL NOMBRE DE UNO DE LOS DOS ESTÁ EN EL TÍTULO. Y, desde luego, esto señala inequívocamente que el metraje estará narrado desde la perspectiva del Capitán América, convirtiendo – por absoluta lógica – a Iron Man en el antagonista principal, más allá de que haya “malos” confirmados como Crossbones y Barón Zemo (NdR: comparto la opinión de muchos otros blogeros y fans respecto a que el film debió llamarse Avengers: Civil War y no Captain America: Civil War, dado que además contaba con un número tan importante de apariciones).

Sin imparcialidad, la Civil War del cine estará plenamente enfocada en el Capitán América.

Sin imparcialidad, la Civil War del cine estará plenamente enfocada en el Capitán América.

Lo cierto es que ésta puede ser un arma de doble filo para Marvel en su necesidad de enfrentar a ambos personajes con el fin de ser un contrapeso a la salida de Batman vs. Superman: el origen de la Justicia (Batman v Superman: Dawn of Justice, 2016), primera parada auténtica del Universo Cinematográfico de DC Comics, que llegará un mes antes que el tercer film del Cap – y sí, todos sabemos que Warner Bros. y  DC también están corriendo el mismo riesgo, sosteniendo que el Hombre de Acero tiene más pinta de malo que el Murciélago; pero volvamos a Marvel –. La caracterización de los personajes dentro del UCM es distinta, en muchos casos, a la del material de origen. Y, si de por sí hacer creer a los lectores que el Tony Stark de los cómics – un tipo antipático, solitario, dado a los vicios y con recovecos de lo más oscuros en su ser – pudiese ser un villano requirió que Millar sacara todo su potencial, háganse una idea de lo difícil que será vendernos que el Iron Man de las películas, que está cien veces más limpio que su contrapartida gráfica, sea el malo en esta cinta. ¿Para pensar, eh?…


SPOILER


 

¿SE ANIMARÁN?

El evento Civil War está lleno de momentos violentos y muertes crudas.

El evento Civil War está lleno de momentos violentos y muertes crudas.

El Universo Cinematográfico de Marvel tiene su fama por apto para todo público (bueno, quizás Daredevil y Jessica Jones no lo sean). Más allá de ser una reconstrucción genial de grandes historias y personajes de los cómics de la Casa de las Ideas, su tinte es liviano y no se la ha jugado demasiado a la hora de correr sangre en la fila de los héroes. Apenas tuvimos la primera muerte en serio, la de Quicksilver, en Avengers: Age of Ultron. Y ésta, así y todo, fue a duras penas y sólo porque había que devolverle algo de realismo a este mundo de superhumanos en la pantalla, sobre todo luego de que el agente Coulson fuese “revivido” para Agents of S.H.I.E.L.D. (más allá de que la tira no sea de lo más llamativo, todos deberían conocer ese detalle a esta altura). Y, por esa razón, será algo completamente imposible reproducir la crudeza de las páginas de Civil War en la pantalla grande.

En el cómic, hay grandes puntos de confrontación y un fuerte realismo en cada contienda. Uno de ellos y quizás el más importante de todos, porque la trama cambia radicalmente luego del mismo, es cuando Ragnarok, un clon de Thor (por entonces, muerto) creado por Stark, Pym y Richards, asesina al héroe Goliath – perteneciente al bando de Capitán América y pieza clave de los Avengers Secretos – de un modo brutal. No sólo porque lleva a que muchos de los que se encontraban aliados con Iron Man se dieran cuenta de que había algo que “no les estaba cerrando” y se apartaran de la lucha, para ocultarse como neutrales, o se pasaran a la vereda de enfrente; sino porque el estilo narrativo se vuelve tremendamente oscuro a continuación y, desde allí, todo recrudece. En la versión de cine, posiblemente tengamos algún hecho que sirva para que los personajes se replanteen su posición, pero es impensable que sea algo tan sangriento.

Goliath es asesinado por Ragnarok, el clon de Thor.

Goliath es asesinado por Ragnarok, el clon de Thor.

Otra instancia sumamente violenta dentro de la historia en papel es cuando Spider-Man, tras huir del bando de Tony Stark al ver lo que éste fue capaz de hacerle a Goliath, es atacado ferozmente por los villanos Jester y Jack O’ Lantern, que Iron Man y S.H.I.E.L.D. habían contratado para hacer sus tareas sucias. Inconsciente y abandonado, el Hombre Araña queda al borde de la muerte en el drenaje y, milagrosamente, es encontrado por Punisher y asistido médicamente por los Avengers Secretos. Nuevamente, algo que muy difícilmente quepa en una adaptación para la pantalla grande (de verdad, ¡hay que tener una mente bastante perturbada para creer que Marvel Studios nos va a mostrar al flacucho de Tom Holland apaleado casi hasta la muerte en su primera aparición fílmica!).

Spider-Man casi encuentra la muerte, atacado por villanos contratados por S.H.I.E.L.D.

Spider-Man casi encuentra la muerte, atacado por villanos contratados por S.H.I.E.L.D.

Pero, pero, pero… Pero si hablamos de lo que creemos que Marvel Studios no se va a animar a hacer en la pantalla grande, lo más saliente es, SIN LUGAR A DUDAS, matar al Capitán América: en el epílogo de la Guerra Civil gráfica, el Supersoldado desiste de rematar a un Iron Man completamente abatido al comprender que todo el conflicto fue un sinsentido, ya que todos los héroes involucrados podrían haber aunado fuerzas para luchar por la justicia y no entre sí por estar o no de acuerdo con el Acta de Registro; y se entrega para ser juzgado por “sus crímenes”. Sin embargo, al hacerlo, queda completamente expuesto ante sus villanos. Y, en la escalinata del juzgado en el que sería revisado su caso, su amada Sharon Carter – que se encontraba manipulada psicológicamente por Cráneo Rojo – le dispara a sangre fría, acabando con su vida y con el más grande símbolo del heroísmo norteamericano.

Capitán América es abatido en el epílogo de Civil War.

Capitán América es abatido en el epílogo de Civil War.

Pero, para los planes cinematográficos de Marvel Studios a corto plazo, la muerte del Capitán América en el inicio de la fase tres del UCM no sólo sería un despropósito argumental dentro del propio film y una gran pérdida para todo el merchandising que moviliza su rostro, sino que podría afectar considerablemente a los títulos que le seguirán. ¿Qué?, ¿me van a decir que les llamaría la atención ver Avengers: Infinity War sin Steve Rogers como el Capitán América?… Además, ya hay fuertes rumores que el Cap dirá presente en la cuarta película de Iron Man, que aún no ha sido confirmada, pero es casi un hecho. En oposición a todo lo que nos gustaría que el film respetara de los cómics, éste es un punto sumamente claro en el que pedimos que no se le de fidelidad al material de origen. Al menos por ahora, queremos seguir viendo al Capitán América en la pantalla grande.

CONCLUSIÓN

Captain America: Civil War tiene enormes valores para el Universo Cinematográfico de Marvel.

Captain America: Civil War tiene enormes valores para el Universo Cinematográfico de Marvel.

Capitán América: Guerra Civil no será la historia de Civil War que conocemos de los cómics. Compartirá apenas algunos detalles muy generales de la apasionante trama que nos enamoró hace una década y, difícilmente, pueda tener un impacto tan grande como el de su homónima serie gráfica. Sin embargo, la tercera cinta del Cap estará muy por encima del nivel general al que nos tiene acostumbrados Marvel Studios con sus películas. La trama es notoriamente más compleja que el resto del UCM y, en ella, veremos nada menos que a los dos héroes más grandes de la franquicia, mano a mano.

Aunque no será la Guerra Civil de los cómics, este film cambiará radicalmente al UCM.

Aunque no será la Guerra Civil de los cómics, este film cambiará radicalmente al UCM.

Además, no cabe duda alguna que el giro argumental que dará este mundo de historietas llevadas a la pantalla grande será radical luego del metraje, dejando el escenario dispuesto, casi en su totalidad, para la Guerra del Infinito que vendrá, apenas dentro de algunos años. Por tales motivos, aun cuando pueda pensarse que será una decepción por no respetar el material de origen, la expectativa por entrar a la sala del cine y atestiguar uno de los eventos cumbres del Universo Cinematográfico de Marvel, la primera parada de su tercera fase, DEBE SER enorme.

01CIVIL

PARTICIPÁ EN LA ENCUESTA:


2 Comments en Estalla la revolución: Civil War, del épico cómic al Universo Cinematográfico de Marvel

  1. Iron Man me trajo al mundo Marvel, siempre me identifiqué como un fan de DC y sólo conocedor de X-Men en Marvel, pero las películas y la actuación de Downey Jr me llevaron a disfrutar del Universo Marvel con sus excepciones (Thor y Hulk no me terminan de agradar), y ahora ver a Iron Man como un villano en el trailer no me termina de cuadrar, a ese Iron Man que tanto molestaba al gobierno y a sus ramas militares imaginarlo como el principal artífice en favor del Registro de Superhéroes me suena a locura. Por otro lado Capitán América nunca ha sido de mi agrado, no ví la primera película hasta que ví la segunda, por decirlo de alguna manera Winter Soldier es y será para mí la mejor película del MCU. A pesar de que me gustó la trama en especial el tema Hydra=Nazi nunca me ha agradado como ese eterno defensor del bien.

    En ésta película estaré del lado de Tony sea como sea jaja

    • Damián Herrera // Diciembre 30 en 06:02 // Responder

      1) Es que con el Capi siempre se juega con su inocencia. Es el supertipo, lo puede todo; pero tiene un corazón de nene, casi inquebrantable. Es totalmente opuesto a Tony. Y, en los cómics, mucho más que en las películas. 2) Te recomiendo un par de historias para ayudarte a cerrar con Hulk y Thor: Planeta Hulk (hay un motion-comic en DVD/Blu-ray buenísimo), Guerra Mundial Hulk (se lee después de Planeta Hulk), Thor: Ragnarok (puede dar puntos claves de la próxima peli) y Thor: Renacido. Si te interesan, son tomos recopilados muy fáciles de conseguir y básicamente pintan muy bien a los personajes, para que puedan sentirse no tan superficiales.

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*